Línea C de Subtes de Buenos Aires, inaugurada en 1934

Un 9 de noviembre, pero de 1934 se inauguraba la Línea C de Subtes de Buenos Aires, tercera en ser abierta al público de la red de metro de la Capital Federal. En un principio, unía la estación de tren del Ferrocarril General Roca en Constitución hasta la Av. Diagonal Norte. En febrero de 1936 se extendió el servicio hasta la estación Retiro, cabecera del Ferrocarril Bartolomé Mitre, Belgrano y San Martín.

La obra de la Línea C de subtes de Buenos Aires comenzó a principios de la década del 30 por parte de la Compañía Anglo Argentina, pero por distintos motivos la obra se paralizó. Posteriormente se hizo cargo la empresa española CHADOPyF, Compañía Hispano Argentina de Obras Públicas y Finanzas, inaugurando el servicio de pasajeros el 9 de noviembre de 1934.

En un principio el servicio se extendía entre la Estación de Trenes en Constitución hasta Diagonal Norte, cuando aun la Ciudad de Buenos Aires no contaba con su emblemático obelisco.

En Febrero de 1936 se extendió su servicio hasta su actual recorrido, terminando en la estación de Retiro de la cabecera del Ferrocarril Bartolomé Mitre, Belgrano y San Martín.

Las estaciones de la Línea C de subtes cuentan con mayólicas y azulejos importados, que en su mayoría representan países de España. Las mismas fueron construidas en distintas regiones del país ibérico.