Leonardo Sbaraglia: «Impostores es una historia donde todo el mundo desconfía de todo el mundo»

Leonardo Sbaraglia en Extremista.comLeonardo Sbaraglia es uno de los actores argentinos con mejores críticas en el mundo. De regreso a nuestro país, protagonizó «Las viudas de los jueves«, hace teatro con Pepe Soriano y está a punto de volver a la pantalla chica con «Impostores», serie de Canal Fox en la que estará acompañado por Leticia Brédice y Federico Luppi. Mientras se realiza la presentación de su última película en la mansión Four Season, el artista dialogó con Extremista.com sobre sus proyectos.

Sentado en la esquina de un salón de la mansión Four Season, Leonardo Sbaraglia revolea la mira hacia todos sus costados. En plena presentación del último de las viudas de los jueves, el filme que lo devolvió a la pantalla grande nacional, repasa su buen momento a nivel profesional.

«Por adentro uno nunca se termina de dar cuenta de toda la plenitud que tiene. Siempre se es más mezquino con uno mismo. Pero sé que es un momento fantástico. Subirme casi todos los días al escenario para hacer algo que me gusta con la esperanza de crecer como actor, es fantástico. Volver a trabajar con Marcelo Pineyro, el director del filme, es un placer porque siempre me dio muchas posibilidades como artista. Mi personaje crea un costraste con el mundo de country. Es la antítesis del modelo que propone El Tano, el personaje de Pablo Echarri, que está dispuesto a vender a su madre para seguir triunfando. Rony, en cambio, es un tipo que quedó fuera del sistema, que sus cuerpo de distendió por eso, que logró mirar la vida con otra perspectiva. Sigue teniendo humanidad y por eso puede registrar el mundo que lo rodea», detalla Leo, mientras saborea un vaso con agua como si fuese un gran manjar.

Extremista.com (ECA): ¿No te dio miedo que tu personaje caiga en el lugar común del progre frustrado?

Leonardo Sbaraglia (LS): Mi personaje es el que baja la línea pero está muy bien construido. Viene de un lugar y va hacia otro. Es el único que está de paso en la vida del country porque está construido para que el mundo real le sea observable. Todos los demás personajes chupan la sangre y se vuelven inhumanos. Rony no sabe mentir. Funciona como un coro griego que dice las verdades y que nadie se ofende. Pero lo que me parece más rico de toda la película es lo que dice mi personaje en un momento de la película: «Es sublime, es capitalismo puro». Siempre vas a encontrar la manera de seguir reproduciéndose a través de cómplices. Y eso genera comer mierda y hacérsela comer a los demás.

ECA: ¿Te recordó algo en especial cuando termina la película con que tu personaje se va del country en medio de los saqueos del 2001?

LS: En cuanto leí el guión, se me vino encima la historia de la Argentina. Yo me fui un año antes, y viví esa época desde España. Lo viví con el plus de estar lejos, de no poder tocar la realidad de lo que estaba pasando.

ECA: ¿Qué saldo te dejó haber hecho Epitafios?

LS: Fue hermoso. Fue de esas experiencias que a uno le gustaría que lo vea todo el mundo. Que el día de mañana se emita en un canal de aire. Es uno de los trabajos de los que estoy más orgulloso y contento de haber hecho. Resultó una maravilla de trabajo. Estuvo muy bien creado, montado y funcionó de diez.

ECA: ¿Cómo encarás el trabajo en Contrapunto, la obra de teatro donde hacés dos personajes?

LS: Subirme todas las noches a un escenario me está haciendo muy feliz. Además, tiene el equilibrio de estar haciendo algo de calidad y que la gente responda. Y se encuentra dirigido por Agustín Alezo que todo el tiempo está apoyando para que crezcas, seas mejor, vayas por lugares orgánicos, de un real crecimiento como actor. Hacer teatro te pone en las condiciones de la actuación donde uno más puede crecer. Y me da mucha esperanza en ese sentido. Es donde uno tiene que estar mejor entrenado. La voz tiene que estar bien, también hay que estarlo de energía, la imaginación debe estar intacta. No puede haber espacio para la duda, sólo para la acción.

ECA: ¿Qué podés contar de Impostores, la nueva ficción que está por salir al aire?

LS: Es una historia muy piola. Recrea a un grupo de estafadores muy ingenioso, llenos de trampas. Es una historia donde todo el mundo desconfía de todo el mundo. Y donde se da la posibilidad de generar mucho juego.

ECA: Hace muchos años que sos considerado uno de los mejores actores del país, ¿cómo se convive con eso?

LS: No lo pienso. Quizá, por eso sigo siendo un tipo con certezas. Siento que cada trabajo es una nueva construcción. No sé si un volver a nacer porque la experiencia cuenta, eso es inevitable. Uno es frente a cada personaje nuevo que está haciendo. Y en ese sentido, me sirvió mucho la experiencia en España.

ECA: ¿Por qué lo decís?

LS: Trabajar allá fue empezar de nuevo. Quitarme la chapa que podía tener acá de actor serio. Y fue empezar de abajo, a construir nuevos vínculos y códigos. Y eso me hizo muy bien como persona. Me hizo mucho más libre, atado a menos a las boludeces que te quieren imponer de afuera. Una de mis mayores virtudes es no creérmela. ¡Es una protección!

Agradecemos a Leonardo Sbaraglia por el tiempo brindado

Un comentario

Los comentarios están cerrados.